Agendar cita

aumento de labios con ácido hialurónico.

dr. luis carlos posada

La toxina botulínica es el procedimiento no quirúrgico más utilizado y reconocido en la medicina estética antienvejecimiento.

Este procedimiento inyectable nos permite manejar las líneas de expresión o arrugas dinámicas paralizando de forma precisa y controlada los músculos faciales que generan la expresión.

La toxina botulínica también es muy exitosa para el control de la sudoración excesiva en manos y axilas, también conocida como hiperhidrosis, y en tratamientos contra el bruxismo y algunos espasmos musculares.

Es muy importante iniciar el proceso con una consulta de valoración con el especialista.
Mujer tocando mentón mirando al horizonte