Agendar cita

Reduce el tamaño de tus senos ¡sin implantes!

19/12/2022
/
Dr. Luis Carlos Posada

La mamoplastia de reducción es una excelente opción para las mujeres que, debido a diferentes factores, desean tener un menor volumen de las mamas. Este procedimiento quirúrgico se puede realizar sin la necesidad de implantes y los resultados obtenidos son muy satisfactorios. 

¿En qué consiste la mamoplastia de reducción?

Esta cirugía tiene como objetivo principal eliminar el exceso de grasa de los senos, también se pueden reajustar la posición de los pezones y areolas (la zona de piel alrededor de los pezones) para mejorar la apariencia de los senos. Al remodelar las mamas eliminando el tejido glandular y piel del seno, se brinda mayor armonía y proporción, de acuerdo a los deseos del paciente. En este procedimiento no es necesario el uso de implantes mamarios, esto favorecerá que los senos pueden verse más naturales y no existe el riesgo de complicaciones relacionadas a los implantes.

Los candidatos ideales para una mamoplastia de reducción son:

  • Aquellas mujeres con ptosis (caída) debido al gran tamaño y peso de los senos.
  • Mujeres que desean mejorar su autoestima y por razones estéticas quieren disminuir el tamaño de sus senos. 
  • Para aliviar dolores físicos que se puedan producir debido al peso de las mamas, tales como dolor de espalda, dolor de cuello, irritación en la zona inferior de los senos.
  • En algunos casos, para aquellas mujeres que tienen gran dificultad para encontrar sostenes del tamaño de sus senos y ropa adecuada que brinde comodidad.

¿Cuáles son los beneficios de esta cirugía?

Ya que en este procedimiento quirúrgico no se necesita ningún tipo de implante, los resultados obtenidos son completamente naturales. El paciente podrá disfrutar de actividades físicas que tal vez antes no podía realizar debido al peso de los senos y encontrar con mayor facilidad una talla de sujetador adecuada, que brinde comodidad.

Adicional a esto, los dolores físicos mencionados anteriormente irán desapareciendo, ya que el nuevo tamaño de los senos no causará incomodidad o dolor. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que los buenos resultados dependen de un buen postoperatorio

Después de la intervención quirúrgica, el paciente notará un poco de hinchazón, sensibilidad, y es posible que un poco de cansancio. Estos síntomas irán desvaneciendo con el pasar de los días si se siguen las indicaciones del cirujano y se hace un correcto post-operatorio.

Si quieres realizarte algún procedimiento quirúrgico o no quirúrgico, agenda tu cita con el Dr. Luis Carlos Posada en Bogotá y Medellín, cirujano plástico adscrito a la sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y Estética.

Dr. Luis Carlos Posada